Fallece la Dra. Lorna Wing

Lorna Wing in Sussex





















El pasado 9 de junio de 2014 falleció la Dra. Lorna Wing de origen británico a la edad de 86 años debido a una neumonía, señala el portal AutismoDiario.com. Pionera en la investigación de autismo, realizó grandes aportes, incluyendo la divulgación del trabajo del Dr. Hans Asperger.

El portal europeo The Telegraph publicó un artículo acerca de la vida de esta gran mujer:

Obituario de Lorna Wing

Lorna Wing era un psiquiatra que iluminó aspectos clave del autismo y acuñó el término "síndrome de Asperger"


Lorna Wing, psiquiatra que ha fallecido a los 85 años, co-fundadora de la Sociedad Nacional de Autismo y fue la primera en identificar el síndrome de Asperger como una subcategoría de la condición.



El interés de Lorna Wing en el autismo fue motivado por el nacimiento de su hija Susie en 1956. Susie estaba inquieta, incluso en la infancia, gritaba durante gran parte de la noche y luchan por alimentarla. Conforme pasó el tiempo, su comportamiento se volvió cada vez más introvertido. 



A diferencia de la mayoría de los niños pequeños de su edad, ella no hacía ningún esfuerzo para llamar la atención de su madre a los objetos de interés, dejando a sus padres - que eran ambos psiquiatras - en un fracaso. Fue sólo cuando Susie tenía tres años, y el esposo de Lorna Wing, John asistió a una conferencia a cargo de Mildred Creak, una destacada psiquiatra infantil del día, que la realización amaneció. En poco tiempo Susie fue diagnosticada con autismo y dificultades de aprendizaje moderado.



Posteriormente Lorna Wing dirigió su interés profesional hacia el autismo. En 1962 se unió a un grupo de padres de Londres para fundar la Sociedad Nacional para Niños Autistas (más tarde Sociedad Nacional de Autismo). Dos años más tarde, como médico de la Unidad de Investigación de Psiquiatría Social MRC, ayudó a establecer el Registro Camberwell Case. Durante 20 años este cuerpo, entre el primero de su tipo, reunió información sobre todos los pacientes que utilizan los servicios psiquiátricos en la zona.



En 1977, con su socio de investigación Judith Gould, un colega en el Hospital Maudsley, Lorna Wing empezó a calcular a través de los datos del caso Registro Camberwell había reunido. En ese momento, los diagnósticos de autismo se basaban en criterios estrechos que había, en algunos casos, han establecido antes de la guerra. Leo Kanner y Hans Asperger, dos investigadores principales de la década de 1940, había utilizado la palabra "autismo" de forma independiente el uno del otro. Los estudios de Kanner pusieron énfasis en "soledad autista", con los niños que carecen de el deseo de contacto social. Este discurso fue adquirido tarde y era a menudo extraño y no comunicativo, y se aislaron y los hábitos de juego de los niños eran aislados y repetitivos. La experiencia personal de la familia Wing cayó estrechamente en línea con la descripción de Kanner de la condición. "Susie encajaba con autismo de Kanner a una T", recordó Lorna Wing.



Entonces John Wing descubrió un estudio de 1946, en alemán, por el entonces poco conocido Asperger, y fue traducido por su esposa. Asperger usó la palabra "autismo" para describir a los niños que, a diferencia de Kanner, eran capaces usando habilidades verbales idiosincrásicas. Las excentricidades en su comportamiento social y su fuerte apego frecuente a un interés o un tema de conversación en particular motivaron a Asperger apodar a sus jóvenes pacientes como "pequeños profesores". 



Pero tanto Wing como Gould comenzaron a investigar los datos que se habían reunido desde Camberwell; encontraron que los diagnósticos de autismo no se pueden dividir en dos de estos campos distintos. "La idea de una barrera clara entre el autismo de Kanner y los demás era una basura", señaló Lorna Wing. 



Para hacer frente a esto, ella y Gould perfeccionaron los diagnósticos generales de autismo en tres subgrupos: "distantes", "pasivos" y "activos pero extraños". El grupo "distante" abarcaba los descritos por Kanner, contentos en su mundo de "soledad autista". Los que están en el grupo "pasivos" podría permitir que otros los llevan en la interacción social, pero no tardarían en la deriva de nuevo en el aislamiento si se deja a su suerte. Hijos "activos pero extraños" participarían socialmente, pero podrían tener problemas para mantener una conversación de dos vías, hacer contacto visual o leer el lenguaje corporal correctamente.



Publicaron sus resultados en 1979, también describieron una "tríada de alteraciones" que existía en todos los niños autistas estudiados. Estas fueron las dificultades con la interacción social, la imaginación y la comunicación social. "Los niños autistas tienen imaginación" enfatizó Wing más tarde, "pero no es social." Wing y Gould también reconocieron que los niños de diversos orígenes sociales pueden exhibir características del autismo, independientemente de su edad, de su progreso en el desarrollo o su capacidad intelectual. 



Sus descubrimientos tuvieron un impacto duradero en la forma en que otros investigadores observaron los trastornos del desarrollo. En 1981 Wing publicó el primer artículo que se utilizará el término "Síndrome de Asperger" (SA). El efecto era "como Pandora abriendo la caja", recordó. Durante los siguientes 20 años hubo 900 artículos publicados sobre el SA. En 1989 el Dr. Stephen Gillberg produjo los primeros criterios diagnósticos para el síndrome. 



Usando la investigación de Wing como un trampolín, el mundo del autismo se expandió rápidamente. Los psiquiatras comenzaron a hablar del "espectro autista". En el último año, la quinta edición de la Asociación Americana de Psiquiatría Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-V) se ha reducido el Síndrome de Asperger como una clasificación distinta, la incorporación de niños y adultos con un diagnóstico de SA en la categoría de diagnóstico más amplio de trastorno del espectro autista (TEA). A pesar de la protesta de muchas personas que han estado identificados con el SA, para los que el diagnóstico había sido un paso importante para acceder a los servicios muy necesarios, el movimiento recibió el apoyo entusiasta de Lorna. "Una de mis frases favoritas es que la naturaleza nunca se dibuja una línea sin que se corra ella", explicó. "Tenemos que ver a cada niño como un individuo."



Lorna Gladys Tolchard nació en Gillingham, Kent, el 7 de octubre 1928 a Bernard y Gladys Tolchard, y asistió a la escuela secundaria de Chatham para niñas antes de unirse al University College Hospital en 1949 para completar su formación médica. Al llegar al departamento de anatomía, ella y su compañero John Wing se le asignó el mismo cadáver para la disección. La pareja se casó en 1951. Ambos calificaron como psiquiatras y comenzaron a trabajar en el Hospital Maudsley en el sur de Londres.



Wing pasó a realizar investigaciones sobre numerosos aspectos del autismo. Su libro "El espectro autista: una guía para padres y profesionales" (1996, revisada en 2012), es ampliamente considerada como la mejor introducción al tema. En 1991 ella co-fundó el Centro para los Trastornos Sociales y de la Comunicación en Bromley, cambió el nombre del Centro de Lorna Wing para el Autismo en 2008. Su Entrevista de Diagnóstico para los Trastornos Sociales y de la Comunicación (DISCO), sigue siendo una de las formas más detalladas de la evaluación clínica. 



Lorna Wing fue nombrada OBE en 1994. Ella se convirtió en miembro honorario de la Universidad College de Londres en 2012.



Susie Wing murió en 2005, 49 años de edad, y el marido de Lorna Wing John la siguió en 2009. Después de la muerte de su hija, Lorna Wing arregló el cerebro de Susie para ser donado para la investigación médica. Ella y su esposo también se comprometieron a hacer lo mismo. 



Lorna Wing, nacida 07 de octubre de 1928, murió el 06 de junio 2014.