Mi testimonio como persona con síndrome de Asperger en cuanto al Acoso en General por Roger Gómez

Desde que me diagnosticaron de autismo leve, las cosas iban de forma alegre y sencilla. Era yo mismo, disfrutaba mi niñez sin ningún problema y no tenía nadie quien me criticaba mi forma de ser. En fin, era mucho más feliz, y tranquilo andando en este mundo, pero de repente, a los 9 años, en donde yo vivía anteriormente un grupito de muchachos menores que yo, me empezaron con el acosa y las persecuciones. Me calificaban tipos de insultos como: “mongólicos”, “retrasado mental”, “idiota”, entre otros. En fin, era personas de mal vivir y que le gustan criticar a los más humildes, típico tipo de personas que critican y se meten con los más inocentes. En fin, ellos, cada vez que me veían, se meten conmigo por mi forma de ser; y me persiguen, y hasta hoy en día lo hacen, cada vez que me ven. A raíz del diagnóstico y del acoso, tuve mi evaluadora personal, y contándole lo del bullying y el acoso inmobiliario que sufrí, mi evaluadora personal me recomendó que practicara “Karate-Do”, para buscar la manera de defenderme personalmente, ya que me acosaron y no supe defenderme. funcionaba. Así que, mi evaluadora personal, fue quien me recomendó hacer ese deporte, y lo hice, haciendo también nuevos amigos, y una de ellos, fue mi primera pareja legal. Y bien, desde ahí, en 4to grado, me cambiaron de sistema de educación, en esta vez al convencional, y al cabio, tuve consecuencias tanto favorables, como desfavorables. Y una de las desfavorables, es el bullying, ya que percibí puntuales, y acosos como, verbales y psicológicos, entre ellas pueden estar, cuando yo estoy solo y los acosadores tienen pareja, ellos no me dejan vivir mi vida solo, me acosan en no tener pareja, catalogándome como homosexual, diciéndome que a mí no me gustaban las mujeres, cosas que es totalmente falso; además de los insultos antes mencionado.

Pero tuve amigos que me apoyaron, y a su vez, a raíz de mi disciplina que practiqué, me supe defender. Luego me promovieron a bachillerato, y en bachillerato era un batacazo, lo que no logre de alcanzar en el colegio, lo hice mucho mejor, sin embargo, el acoso en el liceo era peor, ya que, no solamente me catalogaban cosas que era totalmente falso, sino también, me decía un sobrenombre que por mi condición y mi forma de ser lo tomaron de burla, humillación, y envidia.

En fin, ese sobrenombre era de un personaje muy famoso desde tiempos atrás, haciendo referencia a mi condición y mi forma de ser, valga la redundancia, me decía “Popy”, por el personaje. Es decir, me catalogaban como inmaduro, tonto, raro, idiota, y tenía un estilo distinto que el de los demás del salón. Solo hay pocas personas que me ayudaron y me comprendieron.

Además de esto, también me acosaron por superioridad o envidia, burlándose de mí, por no tener nada o por tener cosas que para ellos le pareció chimbo, es decir, por estar fuera de la moda. A veces ni provocaba compartir con el curso, hasta ellos me usaban. Solo con los que me apoyaban, con ellos trabajaban en las actividades. Y, hasta que llegó un momento que por saber defenderme, habiendo practicado Karate-Do, cobre venganza hacia ellos, dándole sus merecidos uno por uno, para que ellos aprenda a respetar y convivir, sin embargo, me acusaban de acosador y agresor; y no la víctima, es decir, los papeles se invirtieron, quien mi persona debe pagar los platos rotos y no 

La Dra. Negrón, quien me diagnosticó, tenía métodos clásicos, pero, no me al contrario. Hasta en uno de esos momentos en 9no grado, en un trabajo hasta me amenazaban por sacarme en el grupo de trabajo por una tontería que no tiene nada que ver con el mismo trabajo, me las cobre tan caro, pero a su vez me volvieron a acusar hasta peor, y recibiendo por primera y única vez una amonestación de forma injusta.

Y soy unos de las pocas personas con Síndrome de Asperger que aguanto más de 5 años. Quería cambiar de colegio, pero no me dejaban ya que mis profesores me tenían aprecio. Y cada día que pase, el acoso se intensifica. Y luego de que me graduara de bachiller, me pase para la universidad. Era otro ambiente y otra disciplina, a veces predominaba, el acoso. Pero era más leve, ya que era un grupito de personas que estudiaba en el salón que me hicieron lo mismo, eso con el tiempo y la conciencia fue disminuyendo poco a poco. Otros me decían tanto en el liceo y en la universidad que me han utilizado, más en la universidad cuando no solo predominó los valores, sino además tuvieron la oportunidad de conocer la condición y las maneras de prevenir el bullying a como dé lugar. Ya ahorita soy Ingeniero en Sistemas y en el trabajo donde desempeño, somos más unidos nos ayudamos y a su vez nos entendemos entre uno a otros como compañeros de trabajo a pesar de las diferencias, pero entre todos somos unidos.

Y hoy en día también cuento con mi pareja que pronto será mi futura esposa, la madre de mis futuros hijos que vamos a tener dentro de pocos, y con planes de casarnos a futuro, y su familia tienen un mejor trato, ya que ella y su familia me han enseñado lo mejor de lo mejor de la vida, y es que por eso siendo mi novia he tenido la mujer que en esta relación si me valora como soy y de eso me ama mucho. Es muy importante tomar consciencia de cada uno las diferencias y condiciones en distintos ámbitos de la sociedad, no importa la raza, condición orgánica, religión, manera de vivir, carácter, entre otros. Ya que el acoso, pueden dejar rastros de muchas índoles que pueden ser difícil de superar, la mejor prevención del acoso es la sensibilización y la concientización en especial del autismo, así podrá evitar males y crear un mejor ambiente de tolerancia y conciencia.

Siguelo:
@Rgomezs2000
Ing. En sistemas